Entrevista con Fernando Savater, filósofo español

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Es uno de los más conocidos y provocadores filósofos de lengua hispana. Ha dedicado gran parte de su carrera a acercar la filosofía a los jóvenes. De paso por la Argentina para presentar sus últimos libros, dialogó con Rumbos sobre la crisis europea, las nuevas tecnologías y la democracia.

Fernando Savater debe ser uno de los filósofos vivos de lengua hispana más conocidos en nuestro país. En parte, gracias a que lleva publicados más de 50 libros —entre ensayos políticos, literarios y filosóficos, novelas y obras de teatro— algunos de los cuales han sido traducidos a más de 20 idiomas. Pero su rostro es especialmente reconocido gracias a su recurrente aparición en la televisión, por ejemplo en “Lugares con genio”, un muy interesante programa que él condujo, que ahora tiene su propio libro, y en el que recorría distintas ciudades del mundo contando la vida de los escritores que la habitaron: la Buenos Aires de Jorge Luis Borges, la Praga de Franz Kafka o el Santiago de Pablo Neruda.

Ahora, en un hotel de Buenos Aires, Fernando Savater se dedica a recibir a la prensa argentina durante todo el día. Y escribo todo el día porque las entrevistas empezaron a las nueve de la mañana y ya son las siete y media de la tarde. No es para menos, ya que está presentando no uno, sino dos libros: su última novela, “Los invitados de la princesa”, y un ensayo filosófico, “Etica de urgencia”.

Jóvenes de ayer y de hoy

Este último título es el que nos convoca. Es la continuación, 20 años más tarde, de un libro que dedicó a su hijo, “Etica para Amador”, y que se convirtió en uno de sus libros más famosos. Allí, Savater se dirigía a un público joven y, en palabras del pensador, “se proponía como una reflexión sobre la necesidad de reflexionar de nuestras propias acciones”. En “Etica de urgencia”, actualiza los temas, ya que aborda la crisis política, Internet, las contradicciones del capitalismo y la democracia.

¿Cómo ha cambiado la juventud en los 20 años que separan ambos libros?
El problema fundamental es siempre el mismo: el adolescente tiene que entrar en el mundo de los adultos. Para eso debe abandonar un mundo de protección, de educación, de mimo, en el mejor de los casos, para pasar a uno en el que va teniendo mayor autonomía pero también va siendo más vulnerable porque ya no tiene las protecciones y los resguardos de la niñez. Eso, creo que es constante, hace 100 años, ahora, y quizá lo sea después.

Pero imagino que algo sí habrá cambiado…
Lo que ha variado son las circunstancias históricas: cuando yo escribí “Etica para Amador”, los jóvenes españoles empezaban a vivir en una democracia muy pujante, llena de ilusiones, y en Europa había una bienaventuranza económica general. Y nos faltaban cosas que han aparecido después. Hoy los jóvenes apenas imaginan un mundo en el que Internet no tenga un papel importante. Hoy, la juventud está pensando sobre la crisis, las dificultades laborales, sobre la insatisfacción con los políticos y la relación difícil con la democracia…

¿Y usted piensa que las nuevas tecnologías les dan más poder a los jóvenes?
Bueno, dan más poder a los seres humanos. Pero por supuesto, los jóvenes siempre son los que más rentabilizan los avances de la tecnología, los que tienen más actividad. La vejez es ir abandonando actividades, la juventud es ir estrenándolas. Y los jóvenes son los principales destinatarios de los progresos en técnica y las nuevas tecnologías amplían infinitamente las posibilidades humanas.

¿Por ejemplo?
Piensa que cuando hoy llevamos un smartphone en el bolsillo, llevamos un instrumento que si nos lo hubieran descrito en una novela hace 25 años hubiéramos creído que era un delirio del autor: una cosita del tamaño de un paquete de cigarrillos con el cual puedes comunicarte con el mundo, tener un mapa con el cual moverte por las calles, saber el tiempo que va a hacer al día siguiente, recibir noticias, ver imágenes. Y todo eso llevado en el bolsillo. Eso que se hubiera descrito como la posesión de un brujo, hoy es una cosa que ni valoramos.

¿Y por qué cree que es importante escribirle a los jóvenes?
Yo creo que es importante la educación. No creo que la educación resuelva todos los males, pero creo que en la solución de todos los problemas siempre hay una dimensión educacional. A mí me parece que apostar por la educación es aportar por una transformación revolucionaria pero no sangrienta ni destructiva del mundo; sino al contrario, un cambio que cuenta con la complicidad de las personas.

Europa en crisis

“La filosofía no resuelve la guerra, el hambre o la crisis”, afirma Savater por si queda algún aletargado que todavía deposite infundadas esperanzas en los filósofos.

Entonces, ¿cómo cree que pueden ayudar la ética y la filosofía en este contexto de crisis?
Puede ayudarte a soportarla y permite que nos la apropiemos intelectualmente. En vez de que te venga encima como si fuera un huracán, con la filosofía intentamos pensar cómo lo vivimos, cómo seguimos con nuestras relaciones humanas en circunstancias no favorables. Porque, cuando son favorables, todo el mundo es bueno; pero cuando las cosas van mal, es cuando empezamos a sentirnos hostiles unos a otros y eso es sobre lo que la ética trata de reflexionar.

¿Quién cree que son los culpables de esta situación?
Eso no te lo puedo decir porque no lo sé. Probablemente el culpable sea un sistema que fue dejándose cada vez con mayor libertad. Yo en eso soy muy pesimista, creo que todos somos tan malos como nos dejan ser. Entonces, si dejas hacer lo que quiera, sin ningún control, a alguien que tiene poder, es casi seguro que no se va a comportar bien. Lo que pasa es que la misma gente que se indigna y acusa al sistema de todos los males, es la misma que hace 10 años, al menos en España cuando el sistema funcionaba, estaba encantada con los créditos y con poder vivir como millonarios sin serlo. Yo comprendo que habrá habido gente que ha tenido mayor culpa que otros, pero la idea de que hay un culpable, yo soy bueno y ahora estoy indignado con todo, no me parece muy honrado, intelectualmente hablando.

El paro en España alcanzó el 25%…
Hombre, ese paro es exagerado incluso dentro de los parámetros de la crisis. Creo que hacen falta algunas medidas radicales que no sé cuáles son. Lo que pasa es que la solución no puede tomarla España por sí misma, porque España necesita una inversión europea para salir del atolladero y los inversores dicen “yo le presto pero con estas condiciones”. Entonces si las condiciones te parecen abusivas y dices que no, no sales nunca del agujero; pero si aceptas las condiciones, resulta que son tan malas que te mantienen en el agujero quieras o no.

¿Hay una crisis política en España?
Creo que la verdadera crisis política es la producida por los separatismos, porque un país no puede vivir sin lealtad. O sea, tú puedes ser un país de derecha o de izquierda, puedes tener una gestión mejor o peor, pero lo que no puedes vivir es con una permanente deslealtad a lo que el país significa y a lo que el país es. Las fuerzas separatistas son como esos virus que llaman “oportunistas”, que atacan a los cuerpos que están debilitados por algo.

¿Son legítimos los reclamos independentistas o no?
Todos los Estados están formados por grupos humanos venidos de diversas partes, con diversas culturas y precisamente para eso se crea un Estado, es decir, un sistema de convivencia. No es serio que, ahora que las cosas van mal, los que han gestionado peor su parte del Estado, como es el caso de Cataluña, de pronto echen la culpa a los que no gobernaban allí de los males que han causado ellos o que, para tapar su mala gestión, digan que son víctimas de una conspiración.

¿Y cómo cree que debería actuar el Primer Mundo ante conflictos como los de Siria? ¿Deben intervenir o dejarlos que solucionen sus problemas solos?
Eso es complicado. A veces es verdad que las intervenciones extranjeras potencian a los elementos reaccionarios dentro y les da argumentos para que digan “véis, esto es un invento de los extranjeros que quieren robarnos el petróleo”. Yo creo que si hubiera unas Naciones Unidas como es debido, podrían intervenir en esos conflictos con cierta autoridad. Yo no me atrevería a darte un canon de lo que hay que hacer en todos los casos porque uno tiende a pensar que los problemas internos deberían resolverlos puertas adentro. Ahora también parece lógico echar una mano cuando, por ejemplo en Siria, se está masacrando a tanta gente…

¿Es la democracia el mejor sistema que se puede pensar?
Sin democracia puede haber mando, órdenes, jerarquías, pero no hay política. La política nace con la democracia, ya que significa que todos vamos a intervenir en la gestión de la sociedad. Habrá quienes digan que lo mejor es que no intervengan más que los cinco señores más listos de la sociedad y todos los demás que hagan lo que ellos dicen. Eso no sé si es bueno o malo, pero desde luego no es política. Si las sociedades políticas son aquellas en las que se escuchan todas las voces pues habrá más controversia y más problemas, ¿no? Montesquieu decía que cuando uno acerca el oído a una sociedad y no se oye nada, es porque eso es una tiranía; en cambio si tú oyes gritos, insultos o protestas, eso es una democracia.

O sea, la democracia pensándola como ir a votar cada una determinada cantidad de años…
¡No, eso no es una democracia! Eso es una reducción de la democracia a un puro gesto. Se habla de “los políticos son tal cosa” pero en una democracia políticos somos todos y todo el tiempo. Los que están ahora mandando son los que nosotros hemos mandado a mandar; no han nacido ni venido de otro planeta. Nosotros les hemos elegido pero tenemos que estar permanentemente implicados en su gestión, sea para aceptarla, desaprobarla, comentarla, explicarla, criticarla o para ofrecer alternativas u ofrecernos nosotros mismos como políticos alternativos si no nos gustan los que hay. La democracia no es un régimen de tranquilidad.

Publicada en RUMBOS #506

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s